Hacer del bienestar un hábito

Si nos encontramos atascados una y otra vez, incapaces de romper el ciclo de malos hábitos que se interponen en nuestro camino, probablemente se deba a que no lo hemos hecho bien. No hemos adaptado nuestros esfuerzos a nuestras necesidades, ni nos hemos parado a entender qué es lo que  necesitamos. 

¿Por dónde deberíamos empezar? Bueno, antes que nada felicitarnos por reconocer nuestro deseo de cambio. Ese es el paso más importante. A continuación, reconocer que estamos diseñados para querer mejorar, y por tanto los hábitos que decidamos incorporar a nuestra vida deben ser hábitos que reflejen el tipo de persona que queremos ser. Sin embargo, también deben representar a la persona que somos hoy. Nuestra psicografía y nuestro tipo de personalidad juegan un papel muy importante en la determinación de lo que define nuestro bienestar, así que dejemos de intentar meternos en algo en lo que  no creemos.

Muchos piensan que para estar bien hace falta seguir “todas las recomendaciones” y tener tropecientos hábitos. Pero en realidad solo necesitamos unos pocos que funcionen bien y que cubran las distintas áreas de nuestra vida. Unos que me funcionan bien son escribir un diario, hacer ejercicio y ejercicios de respiración, y tener una dieta sana. 

No todos los hábitos tienen que ser algo cotidiano y no necesitamos una rutina escrita en piedra.  Nos beneficiaremos mucho más de una rutina que sea flexible.

Además de formar hábitos nuevos y más sanos, romper hábitos también puede ser muy difícil, pero es esencial para nuestro crecimiento como individuos. Cambiar nuestra vida significa romper los bucles de hábitos que no complementan nuestro bienestar. Muchos de los hábitos que queremos romper (beber en exceso, comer demasiado, etc.) existen para satisfacer una necesidad más profunda. Los alcohólicos, por ejemplo, «rara vez anhelan la sensación de estar borrachos. anhelan el escape y la relajación que les proporcionará una bebida», dice Charles Duhigg

Las señales que desencadenan muchos de nuestros malos hábitos indican una carencia emocional más profunda. El truco está en sustituir el hábito tóxico por una acción que proporcione el mismo alivio pero que sea positiva. Por ejemplo, si queremos renunciar a esa copa de vino extra a la hora de la cena, busquemos una rutina que satisfaga el anhelo emociona.

Lo más efectivo que podemos hacer cuando se trata de desarrollar mejores hábitos es formar parte de un grupo en el que nuestro comportamiento deseado es el normal. Estamos más influenciados por las personas que nos rodean, por lo que, independientemente de los objetivos que nos fijemos, si el sistema que nos rodea no ayuda a empujarnos hacia ellos, no llegaremos a ninguna parte.

“La tarea de romper un mal hábito es como arrancar de raíz un poderoso roble que llevamos dentro. La tarea de desarrollar un buen hábito es como cultivar una flor delicada un día a la vez”. —James claro

El siguiente pilar de la construcción de hábitos sostenibles es cultivar la motivación intrínseca. Este suele ser el paso donde las cosas salen mal. Tenemos la motivación externa: queremos un cuerpo en forma, queremos que los dígitos de nuestra cuenta bancaria reflejen nuestro éxito y queremos las cosas que nos dan aprobación social o estatus. La motivación intrínseca, sin embargo, no es tan fácil de encontrar.

Hacer ejercicio porque lo disfrutamos en lugar de tener abdominales duros como una roca es un ejemplo perfecto de motivación intrínseca. La recompensa no importa. Simplemente nos sentimos bien haciéndolo, y eso es todo lo que cuenta. Con el tiempo, los hábitos que están intrínsecamente motivados son los únicos que se mantienen. Es mucho más probable que disfrutemos de la lectura si estamos intrínsecamente motivados para aprender, a diferencia de si estamos obligados a ingresar al club de lectura de nuestro jefe.

Pero esto no significa que la motivación extrínseca no tenga ninguna ventaja. Por ejemplo, podríamos crear algún tipo de calendario de recompensas, especialmente si sabemos que respondemos bien a los incentivos. Miles de aplicaciones de seguimiento también están diseñadas para este propósito y confiar en un socio responsable es una técnica igual de poderosa hasta que aprendemos a confiar únicamente en nosotros mismos.

A menudo, una de las trampas más comunes a las que nos enfrentamos cuando creamos hábitos es la complejidad. Los sentimientos de aburrimiento y frustración surgen cuando las personas intentan adoptar un hábito que implica demasiados pasos, y se sienten derrotados tan pronto como se saltan un día o no lo completan. 

Tome el diario, por ejemplo. Escribir un diario es una práctica tan directa y simple, pero para algunos, es imposible de mantener. Eso es porque en lugar de usarlo como una herramienta rápida y efectiva para controlar la ansiedad o aumentar la productividad, las personas lo convierten en un proceso de 10 pasos que deben repetir dos veces al día porque eso es lo que se les hizo creer que es efectivo.

La neurociencia nos dice que hacer algo todos los días, aunque este muy lejos de nuestro ideal, es mucho más efectivo que intentarlo hacerlo a lo grande desde el principio y dejarlo a medias. En lugar de prometernos leer más, intentemos leer una página al día. 

Otra gran forma de simplificar la creación de hábitos es incorporar los nuevos hábitos usando la señal de alguno de nuestros antiguos hábitos. Por ejemplo, si ya hemos creado el hábito de hacer ejercicio cada dos mañanas, ¿por qué no agregamos cinco minutos de estiramiento?

“Deberíamos estar mucho más preocupados por nuestra trayectoria actual que por nuestros resultados actuales”.-James claro

Afortunadamente para nosotros, la evolución es para lo que estamos hechos. Nuestro cerebro quiere desarrollar mejores hábitos y nuestro cuerpo quiere que los mantengamos: así es como optimizamos nuestro bienestar.

Sé que cambiar nuestros hábitos puede resultar paralizante, pero no dejemos que lo sea. No existe un camino correcto ni un conjunto específico de pasos que garanticen el éxito de cada persona. Sepa que el cambio puede ocurrir cuando lo abordamos con mente abierta, compromiso y confianza en sí mismo.

Con suerte, lo más importante que sacamos de este artículo es que somos un ser humano, no un ser humano. Hay muchos consejos de productividad que  nos ayudarán a hacer más, pero lo que es aún más importante es que logremos nuestros objetivos de una forma saludable, equilibrada y duradera.

Eso, más que cualquier otra cosa, es cómo  convertiremos nuestro bienestar en un hábito.

Disfruta de Nuestros Artículos en tus Redes Favoritas

Únete a cientos de pensadores y recibe ideas de los mejores filósofos directamente en tu email

Diseñados para hacerte pensar

El concepto de confianza

¿Qué significa el concepto de confianza? El equipo de investigadores de la autora Brene Brown…

Leer más

Biografías de algunos de los principales filósofos y pensadores de la historia

Marco Aurelio el Emperador Filósofo

Séneca el Joven Maestro de Emperadores

Epicteto, de Esclavo a Filósofo

¿Quién es Zenón? El padre del estoicismo

¿Quién es Cleantes? El Filósofo Boxeador

Musonio Rufo El Sócrates Estoico ¿Quién es Cayo Musonio Rufo?

Catón el Joven

¿Quién es Crisipo de Solos? El segundo fundador del estoicismo

Panecio de Rodas

Posidonio de Apamea

Diotimo el Estoico

Paconio Agripino

Porcia Catón/Porcia Catonis

¿Quién es Rubelio Plauto? Una introducción al rival de Nerón

¿Quién es Cicerón? Uno de los Principales Políticos de Roma

¿Quién es Sam Harris?

¿Quién es Mark Manson?

¿Quién es Roman Krznaric?

¿Quién es Anil Seth?

Viktor Emil Frankl

Robert Pirsig

¿Quién es Douglas Edison Harding?

Ideas del estoicismo

¿Qué es el Estoicismo?

Introducción al estoicismo

Ideas clave del estoicismo

Premeditatio Malorum

¿Qué es la epistemología?

La Práctica Estoica de Memento Mori

¿Que es la euthymia según Séneca?

La Stoa Pecile o Pórtico Pintado

Eustatheia según Epicteto

Marco Aurelio sobre el carpe diem

¿Qué es el concepto de oiêsis en la filosofía estoica?

¿Cómo nació el concepto de la crisis de mediana edad? Fue Acuñado por Elliot Jaques

Cartas a Lucilio por Séneca el Joven (Epistulae Morales ad Lucilium) Cartas de un estoico, Epístolas Morales

Meditaciones por Marco Aurelio

¿Qué es la virtud estoica?

Los estoicos y Su Definición del universo

El estoicismo y mindfulness

Premortem El arte de la visualización negativa

¿Qué es el problema de Gettier y la respuesta del reloj de Betrand Russell?

¿Qué significa  ser sabio para los estoicos? 

¿Cuáles son los seis tipos de amor según los griegos?

¿Qué es el escepticismo epistemológico pirrónico y sofista?

Ejercicios estoicos