Las 4 leyes que controlan nuestro bienestar según Mark Manson

Como lo ve el autor, hay cuatro leyes que dictan nuestro estado emocional.

La primera ley de la emoción humana es que por cada acción, hay una reacción emocional igual y opuesta. Si nos pasa algo malo, se abre una brecha moral entre lo que pensamos que es justo y lo que está sucediendo. Nuestra respuesta natural es sentir que nos han hecho daño, enojarnos y querer cerrar la brecha volviendo. Pero, ¿y si no pudiéramos?

La segunda ley establece que nuestra autoestima es igual a la suma de nuestras emociones a lo largo del tiempo. Si seguíamos recibiendo golpes y no podíamos hacer nada al respecto, nuestro cerebro comenzaría a compensar. Incapaces de cerrar la brecha moral, nuestro cerebro hace un cambio moral que nos hace creer que lo merecemos.

La tercera ley de la emoción es que nuestra identidad seguirá siendo nuestra identidad hasta que una nueva experiencia actúe en su contra. Las personas desarrollan narrativas en torno a sus experiencias y estas narrativas crean una identidad. El cambio solo ocurre cuando nos enfrentamos a algo que fuerza el cambio.

La última, es la ley de la gravedad emocional, que establece que las personas en nuestra órbita personal se parecen mucho a nosotros. La mayoría de nosotros queremos las mismas cosas, un buen trabajo, suficiente dinero para comprar lo que deseamos, buenas relaciones. Pero en lugar de enfocarnos en lo que nos hace similares, nos enfocamos en las pequeñas diferencias que nos separan. Nos atraen personas con los mismos gustos específicos que nosotros, y comenzamos conflictos con quienes no.

Disfruta de Nuestros Artículos en tus Redes Favoritas

Únete a cientos de pensadores y recibe ideas de los mejores filósofos directamente en tu email

Diseñados para hacerte pensar

¿Qué es el Ikigai?

Tener un objetivo es necesario para una vida larga y feliz Okinawa, en Japón, tiene…

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.